Falsos mitos sobre la soldadura robótica

mojtaba-mohammadi-J6Spg5kYkz0-unsplash-logo
0

La soldadura robótica o robotizada es una aplicación relativamente reciente que permite que los procesos de soldadura sean prácticamente automáticos.

Esta herramienta, que suele emplearse fundamentalmente para la soldadura por puntos y la soldadura por arco, aporta mayor productividad ya que disminuye fallos y errores en los procesos.

Ventajas de la soldadura robótica

  1. Mejora la productividad

Como hemos dicho, la soldadura robótica elimina errores del factor humano aumentando la eficiencia en los procesos. Es ideal para tareas repetitivas y de larga duración.

  1. Evita accidentes

En los trabajos de soldadura repetitivos, el trabajador sufre cansancio físico y psicológico que aumenta las posibilidades de sufrir un accidente. La soldadura robotizada soluciona los problemas derivados del desgaste del trabajador.

  1. Reducción de costes

La soldadura robotizada reduce los costes de producción y los tiempos de fabricación, además de permitirnos optimizar materiales. 

Falsos mitos sobre la soldadura robotizada

  1. No se necesita mantenimiento preventivo

Al tratarse de equipos novedosos y de alta tecnología, existe el mito de que no requieren seguimiento ni inspecciones periódicas.

Esta falsa creencia puede dar lugar a tener, incluso, que reemplazar el equipo completo.

El mantenimiento preventivo del sistema es necesario para potenciar el uso y los resultados de los sistemas robóticos, previniendo futuras reparaciones y cambios. Además, la prevención en el mantenimiento nos ayudará a aumentar el retorno de inversión reduciendo, no solo costosas reparaciones si no tiempo improductivo.

  1. No compensa hacerse con una estación limpiadora de boquillas

De nuevo, esta es una afirmación falsa. Las estaciones limpiadoras de boquillas son un periférico que puede maximizar los resultados de la soldadura robótica y reducir costos.

Es importante que la boquilla esté limpia para conseguir un buen flujo de gas de protección y así, minimizar el retrabajo.

  1. El retrabajo es una parte rutinaria de la soldadura

Que se haga de forma rutinaria no significa que sea parte del trabajo. De hecho, muchos de los avances técnicos que se han ido implantando en el sector de la soldadura están dirigidos a reducir o eliminar esta tediosa parte del proceso. En los últimos tiempos ha habido muchas mejoras enfocadas a mejorar las condiciones de los trabajadores, haciendo del oficio de soldador, un trabajo mucho más rápido, cómodo y profesionalizado.