Claves para mejorar el trabajo en equipo

jason-goodman.jpg (2)
0

Un buen equipo, engrasado y coordinado, es una de las grandes claves del éxito de cualquier proyecto o empresa. A veces subestimamos la importancia de tener buenas dinámicas de trabajo en equipo y esto es un error. 

Cada vez más empresas dedican tiempo y formación a mejorar la mecánica del grupo de trabajo. Mejora la productividad y consigue una ambiente de trabajo muchísimo más agradable. 

¡Veamos algunas claves para ello!

Cómo mejorar el trabajo en equipo

  1. La figura del líder

Tan importante como el trabajo en grupo es saber quién lo lidera. 

Aunque las decisiones se tomen de forma democrática, inevitablemente habrá alguien que coordine o dirija el proyecto a realizar. Debemos saber qué esperar de la figura que adopta esta responsabilidad para poder manifestarle de forma asertiva las carencias, en caso de que las haya. De la misma manera, es importante no cuestionar las funciones del líder del equipo mientras estemos trabajando. Generar dudas sobre las órdenes o las tareas que se han de realizar puede hacer que todo el trabajo de equipo se vaya al traste.

El líder del equipo será capaz de lidiar con las necesidades de su equipo y deberá comunicar de forma clara y amable los resultados que vaya necesitando.

  1. Confianza

El ambiente de trabajo debe ser un lugar seguro en el que poder manifestar nuestras opiniones, dudas y propuestas. Tanto de forma horizontal como vertical, debemos promover que todas y todos se sientan cómodos y respetados. Una escucha activa por parte de compañeros y responsables generará el entorno de confianza adecuado para que todo funcione mejor.

  1. Objetivos claros y comunes

Si todos los miembros del equipo conocen el objetivo y tienen claro qué deben hacer para alcanzarlo, ¡ya tienes el primer paso hecho! Un buen entendimiento sobre dónde queréis llegar hará que todos podáis concentrar mejor vuestros esfuerzos y seáis muchísimo más productivos.

  1. La comunicación siempre suma

Uno de los pilares fundamentales para que haya un ambiente sano y enriquecedor es la buena comunicación. No solo debe haber canales de comunicación adecuados, además los miembros deben hacer un esfuerzo por escucharse, entenderse y empatizar.

  1. La responsabilidad es de todos

Para bien y para mal, el sentimiento de pertenencia y unión debe prevalecer sobre egos y reclamos individuales. Si hemos construído bien nuestro grupo de trabajo, los éxitos, pero también los errores o fracasos los sentiremos de forma general. Si detectamos funcionamientos individualistas, debemos trabajar para corregirlos mediante el diálogo y la comunicación.

Os animamos a que implementéis estos cinco sencillos pasos en vuestra cotidianidad, ya sea en el plano laboral como en el formativo. ¡Es más! Estos consejos son válidos incluso en dinámicas de grupo relacionadas con el ocio como en el caso de deportes de equipo o eventos grupales.